expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

Síganme los buenos ♥

sábado, 10 de septiembre de 2011

Cuando me decidí a afrontar mis miedos me di cuenta que la mayoría de mis temores fueron provocados por mi propio miedo y lo que ocasionó ese miedo fue el temor a afrontarlo.

1 comentario:

Mavy dijo...

Hay que enfrentarse a las cosas echandole valor,sin temores :) Y si uno se equivoca no pasa nada,de los errores se aprende.